Lottie Dolls lanza la muñeca Dama de Honor Real antes de la Boda Real

En 2011, la boda del Príncipe William y Kate Middleton significó una oportunidad para varios negocios que estaban empezando, uno de ellos era Arklu, la compañía detrás de las muñecas Lottie, que ahora son vendidas en más de 30 paises en todo el mundo. Su primer producto fue una muñeca para celebrar el compromiso de Kate y William en 2010, y fue puesta a la venta en Hamley’s, Harrods en Londres y FAO Schwartz en Nueva York. Cuando oyeron sobre el compromiso, inmediatamente se dieron cuenta de la oportunidad que suponía. Contactaron Clarence House, quienes respondieron que no tenían problemas siempre que la compañía se quedase con ellos por la ayuda proporcionado. Lottie Dolls se comprometio voluntariamente a donar parte de los beneficios de cada muñeca a dos causas humanitarias de William


La compañía ha investigado el mercado de las muñecas, basada en el pensamiento de que había hueco en el mercado para una muñeca con características más “sanas” para los niños. Después de 18 meses de investigación con académicos, proveedores, madres e hijos para descubrir qué significaba esto de “sana” para ellos, lanzaron Lottie, una muñeca basada en un niño, no en un adulto. Lottie se centra en los niños y funciona con niños reales que ayudan a inspirar a otros niños a alcanzar sus sueños. Para llamar así a la compañía, buscaron en la familia de William y descubriron que Charlotte era el único nombre que ninguno de sus familiares había usado, así que lo acortaron a “Lottie” como un guiño al origen de la compañía. Dos años después, su primera hija se llamó Charlotte.
 
Trabajando desde la mesa de su cocina en Londres, los fundadores originales, Ian Jarkin y Luie Follett, invirtieron en su propio proyecto. Cuando el engocio despegó, Ian vendió su casa en Londres, invirtió todo el en negocio, y se mudo a la costa noroeste de Irlanda. El negocio ahora tiene 16 empleados y vende sus productos a más de 30 paises, y además ha recibido mas de 35 premios internacionales hasta la fecha. La marca se centra en empoderar chicos y chicas a conseguir cualquier cosa que se planteen. Su eslogan es “Se atrevido, se valiente, se tú”

En Mayo de 2016, el Príncipe de Gales visitó las oficinas de ARklu en Donegal, donde se le regalaron las muñecas de la boda real originales y una selección de otras muñecas Lottie para su nieta, que fue mencionada en la lista oficial de regalos en Enero de 2017

 

La selección de mulecas Lottie que se le regalaron al Príncipe George en Mayo de 2016

Presentando a la muñeca Lottie Dama de Honor Real

Planeando ser como la chica que lleve Meghan Markle por el pasillo para casarse con el Príncipe Harry el 16 de Mayo en la Iglesia de San George, Windsor, Lottie Dama de Honor lleva un vestido tradicional con encaje y una corona de flores. Lottie Dama de Honor viene también con su propia cesta de flores para llevar por el pasillo

 

 

El pack Dama de Honor Real incluye también una obra de arte, una tarjeta de bodas basada en el diseño de un ganador de la competición “Inspirado por niños reales”. Esta competición es parte de una serie de competiciones lanzadas en Septiembre de 2017. El equipo Lottie esta comprometido a trabajar de forma cercana con niños para diseñar los productos que ellos quieren. Las competiciones se han convertido en una señal de identidad de la compañía irlandesa 

 Meghan Markle: Una Princesa inspiradora

 "Meghan Me dijo que podía conseguir cualquier cosa que me propusiera”

Sophie, 10 años

 Desde una edad temprana, Meghan Markle estaba decidida a dejar su marca en el mundo en el que estaba creciendo. Enfrentandose a un anuncio de una marca de detergente que implicaba que “las mujeres están peleando con ollas y sartenes grasientas por toda américa”, una Meghan de 11 años no solo escribió a la compañía resaltando este punto, sino que también fue a un programa famoso del canal Nickelodeon para dar un apasionado discurso señalando lo que ella veía como una desigualdad dañina. Al final, triunfó en su campaña y cambió la letra del anuncio

Puedes ver el vídeo aquí (en ingés)

Su confianza en este video es innegablemente inspiradora, y nos recuerda a dos de nuestros propios Embajadores Lottie, Allie y Taylor, que se pueden ver aquí en el ranking de Vogue del año pasado, siendo nombrados como unos de los “21 de menos de 21”

 

Como Meghan, Taylor demostró que no hay límite de edad para el activismo, recaudando suficiente dinero con 9 años como para ir al campamento espacial. En 2018, con 15 años, Taylor recaudó más de 100k para llevar a 1000 chicas a ver una película al cine. 50k de este dinero fue donado, nada más y nada menos, la famosa Oprah

Los problemas con la identidad cultural y las expectativas de la sociedad relativas al color de piel es algo que está en el frente de batalla de la filosofía de Lottie. La importancia de la diversidad en las películas y las muñecas es parte integral de crear esa sensación de inclusividad que es tan importante para niños en su desarrollo hacia la adultez. Lottie se ha comprometido a crear una gama de mulecas que reflejen una sociedad diversa, no solo en términos de raza, sino también a habilidades y género

 

Meghan Markle se ha pronunciado abiertamente sobre que se identifica como mestiza, y sus sentimientos sobre algunas preguntas intrusivas que es obligada a responder referentes a su herencia cultural. Después de muchos años sintiéndose como si estuviera dentro de una caja, Meghan ha dicho que se dio cuenta de que la gente no se ajusta a ninguna clase de categorías, y que “Soy suficiente tal y como soy”. Aquí en Lottie, no podríamos estar más de acuerdo. Les deseamos a ella y al Príncipe Harry lo mejor el 19 de Mayo!


Share this post



← Older Post Newer Post →